martes, 27 de noviembre de 2012

LipBook: El pequeño libro de los cuidados labiales

Carmex tiene una gran trayectoria en el ámbito de los cuidados labiales. Además, siempre se ha rodeado de farmacéuticos y médicos que han avalado la calidad y la eficacia de su producto. Por todo ello, varios especialistas del sector, bajo la batuta del Doctor en Cirugía Dental Peter L. Jacobsen,  han escrito y publicado en la web de Carmex un pequeño libro sobre los labios y sus cuidados. Así ha nacido 'The little lip book', libro que puedes descargar gratuitamente aquí. Está en inglés, pero en el blog de Carmex España vamos a ir dejándoos los capítulos en español, para que podáis acceder a toda la información.
El comité de asesores que ha escrito 'The Little Lip Book'


Unos labios saludables.

La función de todas las superficie de los tejidos en el cuerpo, incluyendo los labios, es la de proteger el propio cuerpo de las condiciones externas. Esta protección sólo se puede lograr si los labios nos facilitan la tarea de sonreír, silbar, y besar sin molestias, mientras que nos protegen de los efectos nocivos del sol y el viento.

Las superficies de los labios y las capas.

Los labios tienen tres superficies distintas. La superficie exterior del labio está cubierta con el mismo tipo de piel de la cara. La parte que normalmente conocemos como 'labio' es realmente el borde, una zona también conocida como el 'borde bermellón' que es más oscuro o de un color más brillante que la piel facial. El interior del labio es una superficie suave y húmeda hecha del mismo tipo de tejido que reviste el interior del resto de la boca.


Las tres superficies tienen sus propias funciones y características especiales. La superficie de la membrana mucosa está constantemente lubricada con saliva, lo que le permite deslizarse fácilmente sin ser mordida o desgarrada por los alimentos. La zona de la piel de la cara y el borde bermellón, al igual que toda la piel, están queratinizados, es decir, estas células superficiales provienen de las células vivas de la capa más interna de la piel. Cuando estas células se levantan de la capa más interna de la superficie de la piel, mueren y se endurecen formando una capa dura y protectora.

Esta capa superior cubierta de queratina protege las delicadas células inferiores de los efectos perjudiciales del medio ambiente, como por ejemplo la exposición al sol (luz ultravioleta) y la desecación. Si la capa de queratina se rompe y pela, esa persona tendrá los labios agrietados. Los "pellejitos" son realmente esa capa de queratina pelada en la superficie del labio.

Cabe señalar que esta capa de queratina protectora no es perfecta. Productos como Carmex lip balm están diseñados para ayudar a la queratina natural de la piel a proteger los labios de la deshidratación y el daño solar.

 Textura.

La textura de los labios puede variar de más suave a más dura. La superficie de los labios sanos es suave a la vista y al tacto. Si la superficie se convierte en dañada, gruesa, o seca, la textura y apariencia se vuelve áspera.

Flexibilidad.

Otro aspecto de los labios sanos es que son flexibles, siempre que tenga suficiente humedad. Esta flexibilidad les permite estirarse y moverse sin fisuras.

Color.

El color de los labios varía según cada persona. El color de labios normales y sanos está controlado por varios factores, incluyendo la cantidad de pigmentos naturales, el grosor de la piel que los recubre, el color de la piel y el color de la sangre subyacente. En casi todo el mundo, la razón de que los labios sean más rojos y, casi siempre, más oscuros que la cara se debe a que la piel de la superficie del labio es más delgada que la piel de la cara. Por lo tanto, se puede ver a través de la piel de los labios  la sangre que corre bajo ellos. Cuanto más delgada y más pálida sea la piel, más rojos parecerán los labios.

Hay otras razones que pueden hacer que el color del labio varíe. Por ejemplo, la sangre sólo es roja si contiene una gran cantidad de oxígeno. Si pierde oxígeno el tejido que la rodea, la sangre se vuelve azul. Por lo tanto, si una persona tiene frío y la sangre no está circulando a través de los labios, los labios pueden parecer azul, por el color de la sangre de su alrededor. ¡Piensa acerca de la apariencia de los labios en una piscina fría o jugando en la nieve! El color de los labios de una persona también puede ser pálido si no tienen suficientes glóbulos rojos, por eso una persona con anemia pueden tener labios pálidos o azules.


Contorno.
Los labios tienen en muchas formas, pero en todos los casos, el labio superior y el labio inferior se unen en los lados para crear las esquinas de la boca. El centro del labio superior, justo debajo de la nariz y bordeada por dos 'crestas', se llama el surco nasolabial. El surco nasolabial (también conocido como el corazón de los labios) es donde los labios se unen entre sí durante el desarrollo embrionario.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Curiosidades históricas de Alfred Woelbing

Alfred Woelbing, creador de Carmex
Ya os hemos presentado a la familia Woelbing, pero hoy queremos mostraros algunas curiosidades de la vida del creador de Carmex, Alfred Woelbing. Podéis ver las otras entradas relacionadas pinchando aquí, aquí y aquí.

Alfred Woelbing perdió su empleo en unos grandes almacenes de Chicago y entonces decidió crear su propio negocio. Creó entonces un producto labial llamado Lyptone, que vendió poco después a una multinacional de Nueva Jersey por 2.500$. El propio Alfred afirmó que era una gran cantidad para la época.

Poco después, Woelbing inventó una crema para pulir la plata y dar brillo a los zapatos entre otras cosas llamada Shynebright, que vendió en tiendas de Milwaukee y Chicago.

Tras esto, Alfred se centró en encontrar un remedio casero para una dolencia que él mismo sufría a menudo: el herpes labial. Tras mucha experimentación sobre una placa caliente de la cocina de su casa, Alfred consiguió crear el bálsamo labial Carmex.

Entonces comenzó a vender su novedoso producto por las farmacias de Milwaukee y Chicago. La mayoría de los dueños de las farmacias no estaban interesados en la compra de Carmex por lo que Alfred les dejaba una docena de tarros de su producto junto con una tarjeta de contacto. Tan seguro estaba de la eficacia de su fórmula que sabía que bastaba con probarlo para que la gente pidiera más.

Carmex comenzó a venderse como la espuma, pero la Segunda Guerra Mundial forzó un paréntesis en la producción del bálsamo labial ya que se produjo un racionamiento de lanolina, uno de los ingredientes fundamentales de Carmex, pero que también se usaba en bruto en el ejército para lubricar armas y maquinaria. 

Carma Labs ha seguido funcionando desde entonces, creciendo cada vez más hasta hoy. Actualmente, la empresa es administrada por los nietos de Alfred, Paul (Presidente) y Eric Woelbing (CEO). Esta nueva generación de Woelbings ha supervisado varias innovaciones importantes, como la introducción de nuevos sabores bálsamo para los labios y el ultra hidratante bálsamo para los labios Carmex Moisture Plus ™ ahora ya disponible en España.
Paul, Eric, Alfred y Don Woelbing.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Carmex protege tus labios del frío

En otoño y en invierno, el frío, el viento y la humedad debilitan la piel de nuestros labios. Una piel que es mucho más fina y sensible que el resto de nuestro cuerpo, por lo que debemos cuidarla mucho más, aunque normalmente no le prestamos la debida atención.


Carmex es tu aliado esta temporada, ya que es el mejor bálsamo labial del mercado para proteger una de las zonas más sensibles de tu cuerpo. Sus ingredientes hidratantes actúan en profundidad, permitiendo que tus labios estén mucho más cuidados.

Por ejemplo, ingredientes como la manteca de karité o la manteca de cacao, que son altamente hidratantes, ayudan a que tus labios luzcan más suaves y menos secos. Ambas mantecas son de origen natural y aportan a Carmex esa textura cremosa y suave de nuestro bálsamo labial.


Otros ingredientes que también mantienen la hidratación del labio son la lanolina (una sustancia natural que genera un efecto calmante cuando se aplica en los labios) o la vaselina (que forma una barrera en tus labios para prevenir una pérdida de líquidos).

¿Cómo cuidar tus labios durante la temporada de frío?

  1. Por la noche, aplica una capa abundante de Carmex sobre tus labios y déjalo actuar mientras duermes.
  2. Al despertarte, exfolia con cuidado tus labios, para eliminar las antiestéticas 'pielecillas'. Para ello, mezcla un poco de Carmex con azúcar y masajea suavemente tus labios con ello. Después, retira el exceso con un algodón o pañuelo de papel.
  3. Aplica ahora una fina capa de Carmex, suavemente sin arrastrar para no dañar la fina piel de tus labios.


Al tener tus labios protegidos con Carmex, ¡no se cortarán ni se secarán con el frío y el viento!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...