miércoles, 26 de diciembre de 2012

LipBook: Los problemas de las infecciones en los labios

En nuestros labios también podemos padecer algunas infecciones que nos pueden producir molestias y otros problemas. 'The little lip book' de Carmex también trata este tema tan frecuente. 

Infecciones.

Los labios a veces puede llegar a infectarse. Las infecciones pueden ser causadas por un virus, por un hongo o, muy frecuentemente, por las bacterias. 

Herpes simple (infección viral).

La infección más común que se produce en los labios es una infección viral, por lo general debido al virus del herpes simple. El herpes simple produce una infección que normalmente se denomina herpes labial o herpes febril. Según algunos estudios, entre el 70 y el 90% de la población de EE.UU. ha padecido el virus del herpes simple, por lo general en la infancia.

Herpes labiales.

Después de la primera infección, el virus sigue viviendo en la zona nerviosa en la que entró por primera vez en el cuerpo. Esta es la razón por la cual el herpes labial siempre parece volver a salir en el mismo lugar. 

Las úlceras herpéticas que se producen en los labios son comúnmente provocadas por la exposición a la luz solar (radiación ultravioleta), pero también puede ser causado por heridas y otros factores, tales como el estrés o los alimentos de nuestra dieta. 

No importa lo que dé inicio a un brote o ataque de herpes recurrente, siempre tiene los mismos síntomas. La gente que sufre de herpes labial nota por primera vez una sensación de hormigueo en la zona de la cara o en los labios. Luego el labio se pondrá rojo y es cuando se produce el dolor y la ampolla en la zona. Las ampollas se rompen, dejando una llaga con costra que suele durar alrededor de cinco a siete días. 

Es importante proteger la llaga con costra para ayudar al proceso de curación. El uso de un bálsamo labial suave como aceite de vaselina pura o vitamina E, puede ayudar. 

A algunas personas les sale un herpes recurrente cada pocos años. Otras personas, los sufren con mayor frecuencia. Si tú eres de los que sufre brotes de herpes frecuentemente, debes visitar a tu dentista o a tu médico especialista. Ellos pueden recetarte un medicamento que puede ayudar a prevenir o reducir los ataques y disminuir la duración del dolor. 

Queilitis angular (infección por hongos). 


Hongos en las comisuras de los labios

La segunda infección más común del labio es una infección por hongos. Una infección por hongos suele aparecer como grietas en las comisuras de la boca, y se conoce como queilitis angular (angular, forman el latín "angulus", que significa esquina y queilitis, del griego "cheilos", que significa labio). Los hongos prefieren crecer en ambientes húmedos, y un exceso de humedad en las comisuras de la boca puede permitir que el área se infecte con frecuencia. Algunas de las causas de la queilitis angular se deben a estar babeando mientras dormimos y a humedecer con frecuencia los labios, que provocan que se mantenga muy húmeda la zona labial. 

El tratamiento más apropiado para este tipo de infección es el uso de medicamentos tópicos antifúngicos. Si tienes grietas persistentes en las comisuras de la boca, debes consultar al dentista o al dermatólogo, quien podrá optar por prescribir una crema antimicótica.

martes, 18 de diciembre de 2012

LipBook: Los problemas de las alergias en los labios

Seguimos con los problemas que pueden presentar nuestros labios, según 'The little Lip Book' de Carmex. Hoy vamos a explicar algunos tipos de alergias. Como siempre recomendamos, para tratar estos problemas desde Carmex recomendamos que visitéis a vuestro especialista o a vuestro médico de cabecera, que son las personas realmente preparadas para daros una solución a vuestro problema.


Alergia

Otro problema que puede causar daño en nuestro labios es una reacción alérgica a algo que toque o roce su superficie. Esto se llama una alergia de contacto. Algunas cosas, como la hiedra venenosa, suelen  causar reacciones alérgicas. Menos comúnmente, las reacciones alérgicas también pueden ser causadas por diversas sustancias en los alimentos, productos dentales y cosméticos. También son posibles las reacciones alérgicas a compuestos químicos utilizados en diferentes tipos de productos para la piel e incluso en algunos tipos de bálsamo para los labios. 


Las reacciones alérgicas pueden aparecer en forma de ampollas, enrojecimiento o agrietamiento de la superficie del labio. Si una persona tiene una alergia a una sustancia química específica, entonces no puede utilizar productos que contengan esa sustancia química en sus labios ni en su piel en general. 

La mejor manera de averiguar si tienes alergia a un producto es dejar de usarlo, dejando que el área se cure y vuelva a aplicar el producto sospechoso (el que piensas que te puede causar alergia). Si tus labios empiezan otra vez a irritarse o enrojecerse, entonces ya sabes que no puedes utilizar ese producto.


Si tus labios sufren reacción a una gran cantidad de productos diferentes, puede ser porque seas alérgica a un ingrediente común que se encuentre en muchos bálsamos para los labios o, en general, en los productos cosméticos. Si no consigues encontrar el producto al que eres alérgica, debes consultar con un dermatólogo o especialista en alergias para hacerte unas pruebas de alergias de contacto.

lunes, 10 de diciembre de 2012

LipBook: Los problemas de las heridas en los labios

Hoy, en una nueva entrada sobre los problemas más frecuentes de los labios, vamos a hablar sobre las heridas que se producen en nuestros labios y que tantos quebraderos de cabeza nos causan.

Antes de nada, debemos recordar que nuestros labios se componen de varias superficies, tal y como ya explicamos en la primera entrada sobre el LipBook (pincha aquí para verla). Las capas más externas de nuestros labios están recubiertas de queratina, por lo que son más duras que otras zonas como la mucosa interna.


Normalmente, las heridas en nuestros labios se producen en esas capas externas recubiertas de queratina, ya que, aunque están endurecidas, siguen siendo frágiles ante los golpes o rupturas de tejidos. Por ello, debemos tener nuestros labios siempre hidratados, para que sean más flexibles y se rompan menos.

Las heridas físicas en los labios pueden surgir de un impacto con un objeto duro. Estas heridas físicas suelen ocurrir a menudo al practicar algunos deportes y generalmente no van más allá de una inflamación o una ruptura de la piel de la superficie del labio. Si el tejido de los labios se mantiene húmedo y flexible, las heridas se curan normalmente en una semana.

Algunas veces, estas heridas también pueden ser causadas por el uso de un producto para labios demasiado duro y que produce daño en los labios cuando se aplica. Esto ocurre especialmente cuando el tejido de los labios ya está parcialmente dañado y la flexibilidad de los tejidos ha disminuido. En este caso, aplicar un bálsamo labial con demasiada fuerza puede romper y agrietar los labios aún más.


Para evitar que esto ocurra, debemos aplicar una fina capa de Carmex sobre nuestros labios, pero de forma suave y cuidadosa, para que nuestros labios no sufran más. Además, gracias a los ingredientes antisépticos de Carmex, las heridas en los labios se van curando mucho más rápidamente que si no lo aplicamos.

lunes, 3 de diciembre de 2012

LipBook: Los problemas de los labios agrietados


Hoy seguimos con otra entrada más de 'The little lip book'. Si queréis ver la primera de ellas, sólo debéis pinchar aquí. Durante las próximas semanas iremos tratando los problemas que con más frecuencia ocurren en nuestros labios. En la entrada de hoy comenzaremos a tratar el tema de cómo se producen los labios agrietados.


El problema más común de nuestros labios es el agrietamiento, que es cuando se rompe o se raja la capa superficial de queratina que recubre nuestros labios. Las razones más comunes para la formación de grietas de los labios son morderse o humedecerse los labios con frecuencia, la deshidratación y el daño del sol. En el último caso en concreto, el daño es causado por la exposición a ciertos rayos ultravioletas del sol.

La deshidratación suele ocurrir más comúnmente en ambientes secos. Aunque también puede ocurrir en un clima frío con calor artificial o por respirar por la boca (en lugar de por la nariz), por ingerir insuficientes líquidos o por la pérdida excesiva de líquidos.

Otro factor que produce la deshidratación de los labios es la humectación constante de los labios con saliva. Esto elimina los aceites protectores naturales en el tejido de los labios, y a su vez permite que la humedad natural de los labios se evapore. Esta pérdida de humedad acaba terminando en sequedad y agrietamiento de la superficie del labio.


La exposición a los rayos ultravioleta del sol es otra razón por la que los labios se agrietan. Los rayos ultravioletas del sol provocan daño en las células productoras de queratina, que son las que crean la capa protectora externa del labio. Los labios también pueden sufrir las quemaduras del sol al igual que la piel normal. También al igual que la piel normal, una vez que las células se dañan, se rompen y se caen.

Cuando los labios pierden estas células, se vuelven agrietados. El agrietamiento continuará hasta que todas las células dañadas se caigan y las células nuevas las reemplacen. Sin embargo, es importante darse cuenta de que incluso las células nuevas están ligeramente dañadas, ya que el daño que el sol produce a las células de la piel es permanente y se acumula con el tiempo.


De vez en cuando, algunos productos naturales como el limón o el vinagre, que entran en contacto con la superficie del labio de la hora de comer, también pueden causar daño o inflamación a algunas personas.

Una vez que la superficie del labio está dañada de alguna manera, la flexibilidad de los labios también se reduce ya que se pierde la humedad. Esta pérdida de flexibilidad hará que los labios se agrieten más, debido a que no se pueden estirar sin romperse.



Por ello, debemos aplicar Carmex lip balm siempre, para mantener nuestros labios hidratados, protegidos y cuidados. Además, si utilizamos cualquiera de las versiones con SPF 15, mantendremos a nuestros labios protegidos de los rayos ultravioletas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...