martes, 12 de febrero de 2013

Exfoliante de labios con Carmex

Para lucir unos labios de cine, es necesario cuidarlos e hidratarlos diariamente. Pero, de nada sirve hidratarlos superficialmente si antes no hemos exfoliado debidamente nuestros labios. Esta exfoliación, además de eliminar las células muertas y los molestos 'pelliejitos' de nuestros labios, también permitirá que el bálsamo labial que apliquemos después penetre mejor y en mayor profundidad. Normalmente se deberían exfoliar los labios una vez a la semana, puesto que es una zona con la piel muy sensible.

Para hacer esta exfoliación labial existen productos específicos en el mercado, pero puedes hacerlo tú misma en casa sin gastarte dinero en un producto nuevo. Te contamos varias maneras de exfoliar tus labios de forma casera:

1.  Bálsamo labial Carmex + azúcar (moreno o blanco). 


Carmex + azúcar (moreno o blanco)
  • Mezcla un poco de tu bálsamo Carmex con azúcar. Si eliges hacerlo con azúcar moreno, la exfoliación será más fuerte que si usas azúcar blanco.
  • Aplica la mezcla obtenida con ayuda de tus dedos por toda la superficie labial.
  • Masajea suavemente tus labios para exfoliarlos de forma delicada. Ten en cuenta que la piel de los labios es muy fina y puede romperse con facilidad.
  • Gracias a los ingredientes antisépticos de Carmex se eliminan más bacterias que puedan provocar posibles infecciones. Además, como Carmex tiene ingredientes con alto poder de hidratación, esta fórmula te ayudará a hidratar en profundidad tus labios.
  • Por último, aplica una capa abundante de tu bálsamo labial Carmex para hidratar el labio en profundidad tras la exfoliación.

2. Miel y/o aceite de oliva + azúcar (moreno o blanco).


Miel + azúcar (moreno o blanco)
  • Tanto la miel como el aceite de oliva tienen grandes propiedades hidratantes, por lo que los vamos a incluir en el mismo 'pack'.
  • Mezcla un poco de azúcar (moreno o blanco) con miel y añade unas gotas de agua para hacer más líquido el resultado.
  • Aplica esta mezcla en tus labios y masajea suavemente.
  • Puedes hacer el mismo exfoliante utilizando sólo aceite de oliva, sólo miel o bien mezclando ambos.
  • Por último, aplica una capa abundante de tu bálsamo labial Carmex para hidratar el labio en profundidad tras la exfoliación.
Aceite de oliva + azúcar (moreno o blanco)

3. Cepillo de dientes + Carmex/Aceite de oliva


Cepillo de dientes + Carmex (o aceite de oliva)
  • Para este tipo de exfoliación sólo necesitarás un cepillo de dientes con las cerdas blandas y un poco de tu bálsamo labial Carmex (puede ser sustituido por unas gotas de aceite de oliva).
  • Ten en cuenta que este tipo de exfoliación es más fuerte que las anteriores, por lo que deberás tener más cuidado a la hora de llevarla a cabo.
  • Aplica un poco de tu bálsamo labial Carmex en tu cepillo de dientes. De esta forma, hidratarás el labio y suavizarás el efecto exfoliante del cepillo.
  • Masajea suavemente tus labios con ayuda del cepillo de dientes.
  • Por último, aplica una capa abundante de tu bálsamo labial Carmex para hidratar el labio en profundidad tras la exfoliación.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...