miércoles, 4 de enero de 2017

¿Te muerdes los labios?



Es posible que seas una de esas personas que se muerden los labios a menudo y que ni siquiera te des cuenta. Si eres consciente de ello, ¿te has parado a pesar alguna vez por qué lo haces y si tiene algún significado? Sigue leyendo para conocerlo.

En algunas ocasiones nos mordemos la parte inferior de nuestros labios sin darnos cuenta porque al comer sentimos que la mandíbula actúa sola o porque estamos algo despistados y no somos conscientes de nuestras acciones en algún momento concreto.

El motivo general por el que nos mordemos los labios en algunas ocasiones es por algo interno. Es posible que nos encontremos en una situación que no podamos controlar y nos sentimos algo nerviosas o pensativas con algo que nos está ocurriendo y que no sabemos cómo asumirlo internamente.

Lo más importante es poder controlar esa acción y que seamos consciente de que nos mordemos los labios para poder dejarlo. Si tenemos algún conflicto interno al que le estamos dando algunas vueltas a la cabeza para intentar solucionarlo, debemos concentrarnos en que no nos afecte demasiado. Por ello, siempre que sintamos que estamos de nuevo mordiéndonos los labios debemos controlarlo y parar automáticamente de hacerlo. Al principio puede ser algo complicado, pero podemos ir cambiando el nuestro hábito a alguno que nos afecte menos como por ejemplo mover la pierna o hacer círculos con nuestros pulgares cuando tenemos nuestras manos entrelazadas. Lo importante es ser conscientes de que tenemos ese hábito y por qué lo hacemos para ir modificando nuestros actos. Otra buena forma de dejar de hacerlo es masticando algún chicle, así podremos ir olvidándonos de morder nuestros propios labios. 

No obstante, hay una segunda respuesta a la cuestión de por qué mordemos nuestros labios: una manía. Aunque no pensemos que sea así, muchas veces nos mordemos la parte externa de los labios para eliminar los posibles pellejitos que nos suelen salir cuando no hidratamos nuestros labios correctamente. Esto puede provocar que nuestros labios pierdan su lustro e incluso provocarnos algunas grietas. Para solucionarlo, no dejes de hidratarlos y así evitarás tener estos pellejitos tan odiosos. 

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...